El juicio de Paris – Mitología griega

paris

Eris, la diosa de la Discordia, molesta por no haber sido invitada a las bodas de Peleo, a la que habían sido convidados todos los dioses, urdió un modo de vengarse sembrando la discordia entre los invitados: se presentó en el lugar donde estaba teniendo lugar el banquete y arrojó sobre la mesa una manzana de oro que habría de ser para la más hermosa de las damas presentes.

Tres diosas, AteneaAfrodita y Hera, se disputaron la manzana. Entre ellas se produjo una gran disputa, por lo que tuvo de intervenir el padre de todos los dioses: Zeus. Zeus decidió encomendar la elección de la más bella diosa a un joven mortal llamado Paris, que era hijo del rey de Troya. El dios mensajero, Hermes, fue enviado a buscar a Paris con el encargo del Juicio que se le pedía; localizó al joven y le mostró la manzana de la que tendría que hacer entrega a la diosa que considerara más hermosa.

Cada una de ella pretendió convencer al improvisado juez, intentando incluso sobornarlo. La diosa Hera, esposa de Zeus, le ofreció todo el poder que pudiera desear o el título de Emperador de Asia, según la versión; Atenea, diosa de la inteligencia, le ofreció la sabiduría o, según otros, la posibilidad de vencer en todas las batallas; por último, Afrodita le ofreció el amor de la mujer más bella del mundo.

Paris se decidió finalmente por Afrodita y su decisión trajo graves consecuencias para su pueblo, ya que la hermosa mujer por la que Afrodita hizo crecer el amor en el pecho de Paris era Helena, la esposa del rey de Esparta, Menelao. Cuando Paris fue acogido en las tierras de este rey y, después de haber estado una noche en su palacio, Paris raptó a la bella Helena y se la llevó a Troya.

Esto enfureció a Menelao, quien convocó a los reyes aqueos como Agamenón, su hermano, que fue nombrado comandante en jefe; Odiseo, que, inspirado por Atenea, fue el que ideó el caballo de madera con el que la expedición aquea pudo por fin tomar Troya; y Aquiles, entre muchos otros, para ir a recuperar a Helena o, si fuese necesario, pelear por ella en Troya, hecho que glosa Homero en la Ilíada. Pero eso, ya es otra historia…

FIN

¿SABÍAS QUÉ?

  • Se distinguen varias versiones sobre la desnudez o no de las diosas: una primera versión indica que todas se desnudaron para mostrar así su belleza al mortal; una segunda cuenta que únicamente lo realizó Afrodita para demostrar así su belleza y por ello ganó; y una última versión niega la posibilidad del desnudo de las diosas.

Fuente: Wikipedia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s