Nasreddin y el derecho a comer – Cuento de Nasreddin

Nasreddin

“En cierta ocasión, Nasreddin fue invitado a cenar al palacio más elegante del lugar. Cuando el sabio hombre, montado en su inseparable burro, llegó a las puertas del palacio vestido con sus ropas de siempre, que eran pobres y viejas, por más que protestó y dijo que había sido invitado, los guardias no le dejaron entrar al tomarle por un mendigo.

Muy enfadado pero con el deseo de poder comer bien, Nasreddin pidió prestado al sastre del pueblo una camisa y unos pantalones nuevos. Después se lavó, se peinó y perfumó y se vistió con la ropa nueva. Esta vez, los guardias le hicieron grandes reverencias al llegar y el dueño del palacio lo instaló en uno de los lugares de honor.

Cuando empezó a llegar la comida, Nasreddin se dispuso a mojar las mangas de su camisa en cada plato antes de comer, mientras decía:
– Come bonita, come, que está muy rico, anda come…

Todo el mundo allí presente se le quedó mirando. El dueño del palacio se quedó muy extrañado y le preguntó:
– Pero Nasreddin, ¿por qué metes las mangas de la camisa en tu plato?

Y el sabio contestó:
– Puesto que las atenciones que recibo y la comida que se me dan tiene que ver con mi ropa y no con mi persona, creo que es justo que mi ropa pueda también recibir su parte y probar la comida, ¿no es así?

Desde entonces, y después de esta pública lección, el dueño del palacio sintió tanta vergüenza que nunca más se le volvió a negar la entrada a un invitado por el simple hecho de llevar ropas pobres.”

FIN

Fuente: Casa Asia

¿SABÍAS QUÉ?

  • Nasreddin, o Nasrudín, es un personaje mítico de la tradición popular sufí, una especie de anti-héroe del islam, cuyas historias sirven para ilustrar o introducir las enseñanzas sufíes, se supone vivió en la Península de Anatolia en una época indeterminada entre los siglos XIII y XV.
  • Nasrudin es considerado un Don Quijote islámico porque acostumbra a ser cuerdo en su locura y abarca todo el ingenio popular de oriente medio transmitiendo de forma simplificada las enseñanzas del sufismo.

Si te ha gustado este cuento, prueba a leer también OTROS CUENTOS DE NASREDDIN: El casamiento,  El discurso

Anuncios

2 Respuestas a “Nasreddin y el derecho a comer – Cuento de Nasreddin

  1. Pingback: El casamiento – Cuento de Nasreddin | Cuentos del mundo·

  2. Pingback: El discurso – Cuento de Nasreddin | Cuentos del mundo·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s