La Genti di Muerti – Leyenda extremeña

Red Grass. David Acevedo Godoy. (CC BY-NC-SA 2.0)

Red Grass. David Acevedo Godoy. (CC BY-NC-SA 2.0)

En lo más profundo del Norte de Extremadura, en las Hurdes, se cuenta la leyenda de la Genti di Muerti. Históricamente esta comarca ha sido considerada uno de los parajes más remotos de la Península ibérica. Su fama de inaccesible, alimentada por el aislamiento y las duras condiciones de vida de sus habitantes en tiempos pasados, ha  contribuido a que esta zona sea considerada un lugar lleno de misterios.

Noches lúgubres son en las que dos jinetes encapuchados aparecen cabalgando sendos caballos blancos. Son un hombre y una mujer ya ancianos, de aspecto fantasmal y manos huesudas que asoman, al sujetar las riendas, entre las largas capas con las que se cubren.

Se dirigen al encuentro de aquellos que van a fallecer de manera inminente para llevarse sus almas consigo al inframundo.

Si alguien se cruza en su camino y, asustado, osa preguntarles quiénes son, ellos se descubren mostrando un rostro vacío y responden: “Somos Genti di Muerti”, antes de desaparecer dejando tras de sí tan sólo el olor a humedad de los sepulcros.

FIN

Recursos: Cortometraje Genti di Muerti
www.gentidimuerti.com

¿SABÍAS QUÉ?

  • La Genti di Muerti es una leyenda propia de las Hurdes, en el Norte de Extremadura, que guarda ciertas similitudes con la Santa Compaña.
  • La historia de la Santa Compaña está vinculada a la Galicia rural y es una de las leyendas más conocidas de España. Se trata de una procesión de almas en pena que vagan errantes por la noche. La razón de su recorrido es visitar la morada de todo aquel que vaya a fallecer próximamente y, según la versión, llevárselo consigo. El equivalente extremeño de la Santa Compaña es la Procesión de Ánimas, leyenda también de las Hurdes.
  • El extremeño –estremeñu–  es una modalidad lingüística hablada en el noroeste de Extremadura y una parte del sur de Salamanca. Es también conocido popularmente como castúo pero este término, además de haber sido creado por el poeta Luis Chamizo (Guareña, Badajoz) en la década de 1920, puede llevar a confusión: también se denomina así a las hablas castellanas meridionales de tránsito con el leonés habladas en el resto de Extremadura. Es precisamente para una obra escrita en un habla de esta índole para lo que fue creado el término originalmente, aunque más tarde se popularizara para referirse a todas las hablas de Extremadura en general.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s